La mejor forma de transformar tu salón sin gastar mucho dinero es con una mano de pintura. Cambiar el color de tus paredes tiene mucho más impacto y es más económico que invertir en decoración o nuevos muebles. El salón es el área más social de la casa, es la primera impresión que tienen nuestros invitados al visitarnos, por lo que sin duda es importante que sea un ambiente cómodo, ordenado y con estilo.

A pesar de que la pintura puede parecer la opción más económica y fácil de mejorar tu hogar no hay que confiarse demasiado. Pintar una pared requiere de algo de técnica, esfuerzo y paciencia. Por eso, si vas hacerlo, debes informarte sobre cómo preparar la pared antes de pintar y tener a la mano todos los elementos necesarios para que no haya problemas: rodillo o brocha para pintar, material para cubrir y proteger el suelo, escalera, diluyente y cinta adhesiva por ejemplo. Antes de dar la primera mano de pintura, lee estos consejos que nuestro equipo de profesionales ha preparado para ti.

4 cosas que debes saber si vas a pintar el salón de tu casa

4 cosas que tienes que saber antes de pintar el salón de tu casa

Escoger el color

Este punto es muy importante ya que el color influye en nuestro estado de ánimo. Por lo tanto el que escojamos para nuestro salón podrá ayudar a que nosotros y nuestros invitados se encuentren más cómodos al estar ahí. Al escoger de qué color pintar la pared surgen dudas: ¿Claro u oscuro? ¿Qué técnica debo utilizar? ¿Cuál es el tipo de pintura adecuado? ¿Cuántos colores puedo usar? Tómate tu tiempo en contestar estas preguntas y disfruta el proceso. Busca en blogs diferentes estilos y guarda los que más te gusten. O mira sus películas y pinta tu casa al estilo de Wes Anderson. Las fuentes de inspiración son infinitas. Encuentra la que más te guste y que sea aplicable al espacio que quieres pintar.

Prueba de color antes de pintar

Si ya decidiste el color, antes de definir cuánta pintura debes comprar es importante que hagas una prueba (si es posible en el lugar donde la vas a aplicar). No es lo mismo ver la pintura en una fotografía o en las pequeñas muestras que nos enseñan en las tiendas que ya verla aplicada en nuestra casa. Esto sucede porque la luz afecta al tono del color, por lo que es recomendable aplicar un poco en la pared antes de pintarla toda. Pregunta en la tienda si tienen pequeños botes de pintura para pruebas, ve a tu casa y cuando tengas toda la seguridad de que ese es el color que quieres ¡manos a la obra!

Toma en cuenta la decoración actual

Para que el resultado sea bueno, es necesario que el color que escojas esté en armonía con el resto de elementos en el salón. Es decir, no porque te parezca una buena idea pintar las paredes de color turquesa significa que este color hará juego con tus muebles y elementos decorativos. Lo mejor que puedes hacer para evitar esto es buscar en internet combinaciones de colores para poder guiarte mejor.

Paciencia y organización

Empezar a pintar es lo de menos. Existen miles de tareas que debes realizar antes de dar la primera mano de color a tu pared y la mejor forma de evitar que se te olvide alguna es creando una lista y organizando todo con anticipación. En el salón  existen elementos de gran volumen que debemos proteger para evitar que se manchen: muebles, sofás, alfombras, el suelo y pequeños elementos decorativos. También deberás reparar cualquier desperfecto y limpiar muy bien las paredes para evitar que el polvo impida que la pintura se adhiera correctamente a la superficie.

pintores express

Queremos ayudarle

Complete aquí gratis y sin compromiso nuestro formulario para obtener un presupuesto de servicios de pintura de inmuebles en España

QUIERO UN PRESUPUESTO