Una pared en blanco es una puerta a un mundo de posibilidades. Más que el tipo de rodillo o brocha nuestra mejor herramienta es la creatividad y cómo la utilicemos sobre ese gran lienzo que nos va a acompañar día a día e influir en nuestro estado de ánimo. Una vez que ya hayas decidido de qué color pintar la pared, te traemos algunas de las mejores técnicas para que te luzcas y le saques el mayor provecho a esa pared en blanco.

5 técnicas para pintar paredes

Técnicas y trucos para pintar tus paredes

1. Texturas con esponja
Si crees que pintar de un color plano es muy sencillo y aburrido puedes darle textura a tus paredes utilizando una esponja. Para esto lo que necesitas es tener dos colores que combinen (también pueden ser dos tonalidades del mismo color)  y aplicar primero un par de capas de pintura, normalmente con el rodillo o la brocha. Una vez que esta capa esté seca, utiliza una esponja sumergida levemente en la pintura y da toques sobre la pared. Es recomendable utilizar esta técnica en espacios llenos de vida en la casa: habitación de un adolescente, habitación del bebé o para pintar el patio trasero.
2. Efecto brocha seca
Al igual que la técnica anterior, este efecto consigue que las paredes tengan una textura diferente. Para conseguirlo solo necesitas dos brochas, una para pintar y una completamente seca. Lo que debes hacer es tener una excelente sincronización ya que debes pasar una mano de pintura y enseguida pasar la brocha seca para crear líneas. Pese a que este técnica suele ser utilizada para pintar muebles consiguiendo un estilo vintage, hemos comprobado que al aplicarla en paredes queda muy bien.

3. Efecto mármol

No hace falta gastar mucho dinero para tener el efecto de mármol en nuestras paredes. Puedes conseguirlo con una brocha, un trapo y un pincel pequeño. La técnica consiste en pasar una mano de pintura y luego un trapo para quitar la uniformidad del trazo. Después, con un pincel pequeño de un color diferente (puede ser un tono más claro u oscuro) hacer finos trazos y líneas similares a las del mármol.

4. Craquelado

Texturas y más texturas que nos encantan. En este caso queremos conseguir un efecto de grietas que crean un excelente balance entre lo antiguo y lo moderno, especialmente si utilizamos colores vivos como el de la imagen. Para conseguirlo necesitamos dar una mano de pintura con un rodillo. Después mezclamos goma con agua y cubrimos con esta mezcla toda la pared después de que se haya secado y damos una mano de pintura con otro color (con el que queremos contrastar). Finalmente aplicamos calor para que se seque la mezcla de goma y pintura.

5. Patinas

Para esta técnica, que nos ayudará a conseguir un acabado nuboso o difuminado, debemos empezar pintando en trazos desiguales, es decir, no hacerlo de arriba hacia abajo sino en varias direcciones. Después de pintar con manchas irregulares, tomamos un color de pintura más claro y aplicamos en los espacios que hayan quedado. Con el mismo pincel, vamos a juntar ambas manchas de pintura y difuminarlas para generar el efecto que queremos.

pintores express

Queremos ayudarle

Complete aquí gratis y sin compromiso nuestro formulario para obtener un presupuesto de servicios de pintura de inmuebles en España

QUIERO UN PRESUPUESTO