La cocina es un lugar de nuestra casa en la que pasamos gran parte de nuestro día preparando la comida, por lo tanto, mejor que sea un lugar agradable para la vista y esté diseñado a nuestro gusto, en el que nos sintamos cómodos. Cuanto más limpia, bonita y organizada esté más fácil será realizar las actividades culinarias.
A continuación, te contamos cómo pintarla y que luzca como la cocina de tus sueños.

6 pasos para pintar la cocina

Materiales que vas a necesitar:

  • Cinta de carrocero
  • Pincel o brocha
  • Rodillo de poro 0 (de espuma)
  • Agua y jabón.
  • También limpiador desengrasante
  •  Imprimación
  • Esmalte
  • Taco de lija fina o lija grano 180
  • Papel para tapar lo que no queramos manchar

Antes de pintar, limpia la cocina. Hazlo con agua y jabón (ayúdate de un desengrasante si está muy sucio). Luego aclara bien para no dejar restos de producto y sécalo todo perfectamente. Hay que retirar cualquier resto de grasa o suciedad para que se adhiera bien la pintura,quede lisa y fina.

Limpiar la cocina paso a paso

1. Protege el resto de muebles para no mancharlos. Tapa bien lo que no quieres pintar, con cinta de carrocero los límites que no quieras traspasar y con papel, el fregadero, la encimera y el suelo.

2. Desmonta tus muebles. Desatornilla, retira tiradores, pomos de puertas y cajones, y también saca las bisagras. Así podrás pintar cómodamente cajones y puertas sin que estén montados. Una vez todo esté seco podrás volver a colocar las puertas en su sitio.

3. Lija lo que vayas a pintar. Lija de forma superficial con una lija fina todo lo que vayas a pintar para abrir el poro y mejorar la adherencia de la imprimación que se dará a continuación. Una vez lijado todo, quita el polvo con un trapo.

4. Aplica una capa de imprimación. Antes de empezar a pintar, se ha de dar una mano de imprimación. Es recomendable hacerlo con un rodillo de poro 0 o con una brocha. Ten en cuenta que la imprimación lleva disolvente y, por tanto, huele.
Normalmente se aplicaría una imprimación en base agua, pero al ser muebles de cocina que normalmente tienen grasas, una imprimación al disolvente dará más adherencia. Luego, habrá que esperar 48 horas y ya se podrá aplicar el esmalte de acabado.

5. Pintar. Se recomienda aplicar un esmalte en el color que quieras para un acabado perfecto. Se aplicará con los mismos materiales que la imprimación: rodillo de poro 0 y brocha. Para que quede un resultado óptimo, se le da dos capas esperando el tiempo que indique el bote entre ellas.

6. Acabado con esmalte. El esmalte es una pintura resistente pero no tanto como la chapa o la propia melamina de los muebles. La pintura puede rayarse o estropearse si no tenemos cuidado. No uses nunca barniz para hacerla más resistente porque el esmalte se podría desprender.

¿Cuándo volver a limpiar los muebles?
Pasados 15 días. Puedes limpiarlos con una bayeta humedecida (no empapada) con agua y jabón pero sin utilizar detergentes agresivos ni amoniacos.

Consejos adicionales

  • Ventilar la cocina porque las imprimaciones tienen un olor intenso que puede resultarte incómodo.
  • Prevé espacio libre para ir dejando puertas y cajones para que se sequen.
  • Si vas a cambiar los pomos o los tiradores de cajones y puertas, ten en cuenta si los agujeros anteriores van a coincidir porque si no lo hacen, tendrás que taparlos con masilla antes de pintar.
pintores express

Queremos ayudarle

Complete aquí gratis y sin compromiso nuestro formulario para obtener un presupuesto de servicios de pintura de inmuebles en España

QUIERO UN PRESUPUESTO