Pintar la casa no es cualquier cosa. Si lo realizamos de la forma correcta, podemos crear ambientes maravillosos únicamente utilizando una mano de pintura. El color influye en el estado de ánimo que tenemos en una habitación, nos ayuda a concentrarnos y puede hacer que apreciemos mucho más nuestros espacios. Otro de los beneficios que tiene el color es que nos permite generar ilusiones ópticas como la de hacer ver un lugar más espacioso de lo que es. Existen varias técnicas de pintura que mezcladas con el color adecuado pueden ayudarte a conseguir mayor luminosidad y por lo tanto amplitud en una habitación.

Colores para alterar la percepción del espacio

Utilizar el color para ampliar espacios

Si al igual que muchos, te ha tocado vivir en un piso con pocos metros cuadrados, te traemos algunos trucos de pintura para hacer de tu vivienda un lugar mucho más iluminado de forma que se perciba como más espacioso y evitar agobios.

1. Facilita el ingreso de luz natural
Si no tienes demasiadas ventanas en tu piso, aprovecha las que hay y no las tapes utilizando cortinas de colores oscuros. En los lugares donde tengas acceso a la luz natural, aprovecha para pintar de colores claros. Pintar las paredes de blanco o colores pastel y utilizar espejos va a ayudar a reflejar esa luz y que llegue a más áreas de tu casa.

2. No satures tu piso con demasiada decoración
Los pisos pequeños y con poca luz no son buenos espacios para exagerar con la decoración. De hecho, lo mejor es optar por un estilo minimalista en el que cada cosa que utilices esté justificada y cumpla un propósito. Tener un poco de claridad visual va a ayudar a que no te sientas encerrado y que la luz fluya mejor.

3. No olvides pintar el techo 
Cuando pensamos en pintar la casa, nuestro foco siempre se va a las paredes. Sin embargo, si consideramos pintar el techo del mismo color que utilizamos en la pared vamos a crear esta sensación de que el espacio es infinito, que hay una continuidad y por lo tanto se va a crear una sensación de expansión, especialmente si el color que elegimos es el blanco.

4. El suelo es un punto clave
No solemos pensar en el suelo como un lugar que debamos pintar, pero lo cierto es que además de darle mucho estilo a nuestra casa o piso, el color que escojamos para pintar el suelo puede ayudar a cambiar la percepción de las dimensiones del lugar.  Sabemos que ya estás pensando lo difícil que puede ser tener que limpiar después un piso de color blanco, pero todo depende del material que utilices. Procura que haya continuidad entre el color del suelo, las paredes y el techo, así conseguirás un efecto mucho más potente.

pintores express

Queremos ayudarle

Complete aquí gratis y sin compromiso nuestro formulario para obtener un presupuesto de servicios de pintura de inmuebles en España

QUIERO UN PRESUPUESTO