Los complementos de buena calidad son costosos, pero pueden durar mucho tiempo con el mantenimiento adecuado. Lo más importante que puedes hacer para conservar tus brochas y rodillos es limpiarlos correctamente cada vez que los uses. Aunque no es una tarea difícil, esta limpieza toma cierto tiempo, pero los resultados bien valen la pena. En este post de Pintores Express te diremos cómo limpiar tus herramientas de pintura de forma correcta.

Cómo eliminar los restos de pintura en brochas y rodillos

Cómo eliminar los restos de pintura de tus herramientas

Limpieza de brochas

 

  1. Remueve tanta pintura como puedas de la brocha, con la ayuda de un paño viejo o una toalla de papel. Mientras menos pintura quede allí, más rápido actuará el disolvente.
  2. Vierte un poco de disolvente en un recipiente (es preferible que utilices uno de vidrio) y coloca tu brocha ahí.
  3. Empieza a mover el cepillo haciendo remolinos. Luego llévalo hacia adelante y hacia atrás en el disolvente. Haz esto hasta que se haya eliminado toda la pintura.
  4. Una vez que tu brocha esté limpia, enjuaga cualquier resto de disolvente con abundante agua.
  5. Deja que la brocha se seque antes de guardarla.

Nota:

  • Usa agua para eliminar las pinturas a base de agua.
  • Utiliza alcohol mineral para eliminar las pinturas a base de aceite.
  • Utiliza alcohol desnaturalizado para quitar laca.
  • Utilice alcohol mineral para eliminar barnices.

Para limpiar las cubiertas de rodillos

Si utilizas pintura a base de agua:

  1. Antes de comenzar a pintar, llena una cubeta grande con agua tibia (aproximadamente 20 litros) y 2 tazas de suavizante por cada rodillo que planees usar.
  2. Quita la mayor cantidad de pintura del rodillo, haciéndolo rodar con fuerza contra la bandeja de pintura. También podrías colocar 4 ó 5 capas de periódicos viejos en el suelo y rodar la pintura en el periódico.
  3. Sumerge el rodillo en el cubo con la solución limpiadora y muévelo durante al menos 20 segundos.
  4. Enjuaga el rodillo con abundante agua tibia hasta que no haya más espuma.
  5. Cuando esté limpio, escúrrelo para quitar el exceso de agua. Puedes enrollarlo en una toalla y luego colgarlo para que se seque completamente.

Si utilizas pintura a base de aceite:

Si usaste pintura a base de aceite, no utilices agua para limpiar el rodillo. Esta pintura debe ser eliminada con alcoholes minerales o aguarrás. Solo tienes que seguir estos pasos:

    1. Retira el exceso de pintura del rodillo haciéndolo rodar sobre varias capas de periódico o sobre una bandeja de pintura.
    2. Vierte alcoholes minerales o aguarrás (diluyentes de pintura) en una bandeja limpia. Debe haber suficiente diluyente como para cubrir totalmente el rodillo.
    3. Haz rodar el rodillo en el diluyente hacia adelante y hacia atrás, como si estuvieras preparándote para pintar.
    4. Cuando el rodillo esté limpio, elimina el exceso de disolvente rodándolo sobre varias capas de periódicos viejos o una toalla vieja. Si todavía hay pintura en el rodillo, repite el proceso con diluyente nuevo.
    5. Deja que el rodillo se seque al aire libre, preferiblemente colgándolo de un gancho.
    6. Cuando el rodillo esté seco, cúbrelo con papel encerado, envoltorio plástico o papel de aluminio para protegerlo de la suciedad y el polvo.
pintores express

Queremos ayudarle

Complete aquí gratis y sin compromiso nuestro formulario para obtener un presupuesto de servicios de pintura de inmuebles en España

QUIERO UN PRESUPUESTO