Si has decidido aventurarte a pintura tu mismo la habitación, salón o cualquier estancia de la casa, habrán algunas cosas con las que tendrás que lidiar. Primero, asegurarte de tener todo lo que necesitas antes de pintar, ya que una vez que empieces no podrás parar a conseguir lo que te falta. Lo segundo es organizarte ya que al hacerlo tú mismo, especialmente si es tu primera vez, tardarás mucho más tiempo de lo normal. Dependiendo del tamaño del lugar, tardarás al menos 2 o 3 días en terminar completamente el trabajo.

¿Qué hacemos con la pintura en estos casos? Dejar un tarro de pintura abierto de un día para otro puede ocasionar que la pintura se seque y quede obsoleta, de igual forma con los rodillos y brochas. Tampoco merece la pena limpiar absolutamente todo si al día siguiente lo vas a continuar usando.

Para que puedas guardar la pintura y que se mantenga con su textura ideal para continuar pintando, solo debes hacer lo siguiente:

Como mantener fresca la pintura

Deja el rodillo dentro del cubo de pintura. Cubre la parte superior del cubo con plástico (puede ser una bolsa o papel de plástico). Una vez cubierto, asegúralo con cinta adhesvia para que no se filtre el aire. Si solo quieres mantener el rodillo y no te queda pintura, puedes realizar un procedimiento similar: envolver la espuma del rodillo en una funda plástica y de igual forma ajustarlo con cinta adhesiva. Esto hará que esté listo para limpiar al día siguiente. Otra opción es sumergir el rodillo en agua durante toda la noche.

Vale recalcar que ambos trucos son únicamente válidos de un día para otro. Pasado este tiempo la pintura de todas formas empezará a secarse. Si va a pasar más de un día, lo ideal es darle una limpieza adecuada a todos los utensilios y guardar de forma apropiada la pintura para que no se reseque y pueda ser reutilizada.

¿Cómo limpiar los rodillos y brochas? Muy sencillo: Puedes limpiarlo con un producto jabonoso en caso de que sea pintura de agua enjuagando varias veces hasta que deje de quedar pastoso. Otra opción para limpiar es utilizar disolvente, a que es un producto más fuerte.

Si ya has terminado y te sobró pintura en caso de que haya que darle algún mantenimiento a la pared, recuerda que antes de volver a usarla tienes que tumbar el bote de pintura boca abajo para que se mezcle nuevamente la pintura y mezclarlo con un chorrito de aguarrás. ​

pintores express

Queremos ayudarle

Complete aquí gratis y sin compromiso nuestro formulario para obtener un presupuesto de servicios de pintura de inmuebles en España

QUIERO UN PRESUPUESTO