Así a simple vista, pintar el techo puede parecer sencillo, con solo subirte a una escalera y pintar con un rodillo, ya está. Pero no, la realidad es que si no se siguen una serie de pasos y consejos, posiblemente el tiempo invertido, será tiempo malgastado. Sin hablar del dinero.

Cómo pintar el techo de forma profesional

Materiales para pintar el techo

  • Rodillo. Hay distintos tipos de rodillos, con más pelos o con menos. El que elijamos, dependerá de la rugosidad de la superficie a pintar, por ejemplo, si es gotelé, utilizaremos el rodillo de palo largo y al contrario si es una superficie lisa. Además, los rodillos de lana de pelo largo funcionan mejor con pinturas acrílicas o vinílicas, mientras que las de lana de pelo corto para pinturas plásticas o al agua.
  • Brocha. El rodillo alcanza ciertos puntos cómo los rincones y las aristas. Para ellos se utilizará la brocha.
  • Palo de extensión. El palo de extensión se utiliza básicamente por comodidad. También si el techo de la casa el alto. El rodillo se puede enrollar en el palo y de forma rápida y sin mucho esfuerzo podemos realizar las pasadas.
  • Pintura. Siempre recomendamos que sea de buena calidad, para que el resultado sea el esperado y duradero. Existen pinturas antigoteo especialmente para pintar el techo. Además, tienes que tener en cuenta lo comentado anterioremente, debes tener en cuenta que si tu rodillo es de pelo largo, las pinturas acrílicas o vinílicas funcionan mejor, pero si es de pelo corto te recomendamos las pinturas plásticas o al agua.
  • Una cubeta y una bandeja. La cubeta para mezclar la pintura y la bandeja para humedecer y/o escurrir la brocha o el rodillo con la pintura.
  • Protectores. Esto es, todo lo necesario para proteger muebles, el suelo, paredes y nosotros mismos. Se incluye; plásticos, cartones, cintas (de pintor), papel de periódico, gorra y gafas protectoras.

Pasos a seguir para pintar el techo

  1. Preparar la zona. Lo ideal es retirar todos los objetos y el mobiliario, pero si no es posible, debemos cubrir con plásticos o telas los muebles. Además, el suelo debe quedar cubierto también, con papel de periódico o cartones.
  2. Limpiar y reparar el techo. Seguramente el techo estará cubierto de suciedad por lo que previamente deberás pasar una escoba o trapo para limpiarlo. En caso de que encuentres agujeros o grietas, es hora de cubrirlos.En este último caso, es importante lijar después toda la superficie del techo y limpiarla con un trapo húmedo. Si hay humedades, trátalas con productos específicos.
  3. Primero pintar el perímetro. Con la brocha, aplicaremos la pintura para techos por los ángulos que quedan entre las paredes y el techo, para después usar el rodillo en el resto del techo. Así evitamos que queden zonas con marcas.
  4. Primera mano con el rodillo.  Después de empapar el rodillo con pintura de la cubeta, lo escurrimos y aplicamos franjas en sentido vertical en el techo. Comenzamos con el rodillo desde la esquina de la pared de la puerta hacia la ventana. Avanzamos hacia la zona por donde entra la luz y evitamos volver sobre una superficie ya pintada.No es necesario ni recomendable presionar el rodillo, sino que basta con deslizarlo. A continuación, deja secar.
  5. Segunda mano con el rodillo. Una vez seca la primera capa, hacer lo mismo pero en este caso aplicando franjas horizontales. Así la pintura quedará distribuida uniformemente y no quedarán marcas.
  6. El último toque. Antes de que se seque la última mano de pintura y sin pintura en el rodillo, pasaremos este mismo en el mismo sentido que la primera capa, es decir, en sentido vertical. ¡El resultado será magnífico!
pintores express

Queremos ayudarle

Complete aquí gratis y sin compromiso nuestro formulario para obtener un presupuesto de servicios de pintura de inmuebles en España