¿Estáis a punto de tener un bebé y queréis tener todo organizado para cuando llegue?.
Es importante qué color elijamos para las paredes de su habitación, siendo lo más probable que permanezca durante años y que influya en los muebles que compremos.

Cómo pintar la habitación del bebé

Elegir el color

Elegiremos un color apropiado para el cuarto de un bebé. Los colores normalmente se asocian a emociones o estados de ánimo, nos transmiten sensaciones, así que hay que tenerlo en cuenta.
Hay colores más alegres, más neutros, apagados… Los colores de tono pastel, el blanco o el beige serán la mejor elección.
La luminosidad o el tamaño de la habitación también se tienen que tener en cuenta en la decisión, puesto que si la habitación es pequeña o poco luminosa es mejor optar por colores claros y cálidos que aportan amplitud. Colores fríos como los azules, verdes o morados  empequeñecerían la estancia.
Si la habitación es amplia y luminosa si podrían usarse colores más fuertes u oscuros (rojo, verde, naranja, azul…).
Una vez elegido el color principal, éste se puede combinar con otros del mismo abanico de tonos, o por el contrario, se puede buscar contrastes, mezclando colores pastel con otros beige, blanco, incluso gris.
Si se elige un color neutro para la habitación se puede luego jugar con elementos vinilos adhesivos, elementos decorativos más llamativos…
Si la habitación es grande, se pueden usar varios colores para dividir zonas de actividad, de juego, de descanso, de estudio (colores claros para mejor concentración).

Elegir muebles

Los muebles deben ir acordes a el color de las paredes de la habitación. Si la pared está pintada de colores claros combinará mejor con muebles ligeramente más oscuros. Por otro lado, si las paredes están pintadas de tonos más fuertes u oscuros, será mejor contar con muebles claros para que haya mayor contraste. Otro truco para que la habitación parezca más grande es pintar el techo más claro que las paredes. ​

Tipos de pintura

Elegimos un tipo de pintura homologada, que no contenga metales pesados. Existen pinturas ecológicas, naturales, cerámicas… con materias primas no tóxicas y con poco olor. Además es necesario dejar un tiempo de ventilación antes de que se duerma en la habitación.
Es recomendable usar una pintura ultra-resistente y hidrófuga para evitar que posibles manchas penetren.
Las pinturas mate disimulan los posibles defectos de la pared pero resultan más difíciles de limpiar, por otro lado, las brillantes o satinadas reflejan la luz, amplían el espacio visualmente y son más fáciles de limpiar.

¡Hora de pintar!

Lo primero de todo, preparemos la habitación. Cubriremos el suelo y cualquier objeto que esté en la habitación con periódicos, cartones etc y con cinta adhesiva las esquinas del techo y los zócalos.
Antes de empezar a pintar, diluimos un litro de imprimador fijador o pintura de imprimación con seis litros de agua. Esta pintura de imprimación permitirá que la pintura posterior se adhiera mejor a la pared.

Pasos a la hora de pintar:

  1. Aplicar pintura de imprimación
  2. ​Después de esperar unas horas, (4h recomendable) se pasa la primera capa de pintura. Espera otras 5 horas o espera al día siguiente para aplicar una segunda capa.(conseguirás un efecto mucho más homogéneo).
  3. Es recomendable dejar pasar unas cuantas horas antes de usar la habitación o dormir en ella.
pintores express

Queremos ayudarle

Complete aquí gratis y sin compromiso nuestro formulario para obtener un presupuesto de servicios de pintura de inmuebles en España

QUIERO UN PRESUPUESTO