Las puertas principales requieren una cierta cantidad de mantenimiento, como limpieza regular, impermeabilización y algún que otro (bien merecido) arreglo. Una nueva capa de pintura es una buena oportunidad para elegir un nuevo color y refrescar la primera impresión de tu casa.

Cómo pintar la puerta principal de tu casa paso a paso

Pintar la puerta principal de tu casa paso a paso

Elige un nuevo color de pintura

Elegir un color para la puerta de entrada de tu casa puede ser abrumador, puedes elegir entre un color neutro para mantenerlo simple o probar algo distinto optando por un color llamativo. Pega unas cuantas muestras en tu puerta. Los colores se verán bastante diferentes al aire libre y dentro de tu hogar.

Considera los otros colores en tu casa y tus alrededores. Los verdes naturales en las plantas que rodean la entrada pueden servir de inspiración, así como los tonos grises en el acento de la losa, el revestimiento y el techo de la casa. La losa erosionada en la acera tiene una pátina natural y musgosa que complementa los colores verdes de la manera halagadora.

Retira las bisagras y la perilla para preparar la puerta

Es más fácil lograr un acabado de aspecto profesional si te tomas el tiempo de quitar los bloqueos como las bisagras y la perilla. Si estás considerando cambiar de perilla, este es el momento de hacerlo.

Limpia la puerta y usa una lijadora de mano para alisar la superficie. Esto ayudará a que el primer se adhiera mejor. Es posible que tengas que lijar las grietas y alrededor del borde. Limpia toda la puerta con un paño seco para eliminar el polvo.

Aplica primer

Dependiendo del color final, es posible que desees obtener un imprimador tintado. Al hacerlo, es probable que necesites menos capas de pintura. Sin embargo, te recomendamos utilizar solo imprimador blanco y dos capas de pintura (aproximadamente 1 litro de pintura).

Cuando la imprimación se haya secado, pasa el papel de lija ligeramente sobre la superficie para nivelar cualquier irregularidad en el acabado. Usa el paño para limpiar el polvo de lijado.

Cómo pintar la puerta principal de tu casa paso a paso

Pinta los bordes y los detalles

Comienza pintando los detalles con una brocha para que puedas colocar una base uniforme. Usa la brocha para extender los bordes de la pintura cuidando de que no gotee.

Utiliza un rodillo sobre las superficies planas

Usa un rodillo pequeño de 12 cm con una textura de baja densidad (o un rodillo de espuma de alta densidad) para obtener una aplicación uniforme y consistente de pintura en todas las superficies planas, incluidos los bordes de la puerta.

Usa una brocha para un acabado pintado a mano

Los rodillos de espuma son muy buenos para realizar el trabajo porque no dejan un punteado diminuto en la superficie. Para lograr un acabado realmente agradable, usa una brocha para pintar ligeramente sobre la última capa de pintura cuando aún esté húmeda, para nivelar las marcas de los rodillos y dejar una textura suave de «pintada a mano».

Vuelve a colocar la puerta en su sitio

Cuando la pintura haya tenido un día completo para secarse, vuelve a colocar las cerraduras, las bisagras y la perilla.

pintores express

Queremos ayudarle

Complete aquí gratis y sin compromiso nuestro formulario para obtener un presupuesto de servicios de pintura de inmuebles en España

QUIERO UN PRESUPUESTO