¡Hola pintores! Sabemos que lo habitual cuando nos ‘liamos la manta a la cabeza’ y nos ponemos a pintar en casa es hacerlo con rodillos y brochas. Sin embargo, hacerlo con pistola o compresor puede ahorrarnos tiempo, así que hoy os traemos unos consejos básicos sobre cómo hacerlo.

Una vez que tengamos elegido nuestro compresor o pistola (debes preguntar en tu tienda cuál se ajusta más a tus necesidades, pero recuerda que es imprescindible que tenga boquillas intercambiables, sobre todo si queremos aplicar diferente intensidad en cada zona), lo que debemos hacer es preparar la pared.

Os recordamos lo de siempre: ha de estar completamente lisa y sin agujeros. Si no es así, echad mano de la masilla y la lija y manos a la obra. Si no sabemos cómo proceder, aquí te contamos cómo preparar una pared antes de pintarla.

Una vez tenemos nuestra pared lisa y sin imperfecciones, procedemos a pintarla. Tenemos que tener el manómetro de la pistola con la aguja entre 2 y 4 Kg de presión por centímetro cuadrado. Y es muy importante que tengamos ventilación en la habitación que vayamos a pintar, además de cubrirnos los ojos y utilizar guantes por seguridad.

Antes de comenzar, también debemos colocar cinta de carrocero en las esquinas o bordes que no queramos pintar para evitar pasarnos de la línea imaginaria marcada.

Cómo pintar paredes con pistola fácilmente

Es muy fácil pintar con pistola, pero debemos seguir unas reglas básicas:

-No acerques demasiado el compresor a la pared. Calcula unos 15/20 centímetros de distancia.

-Comienza a pintar de arriba a abajo y de izquierda a derecha

-Sigue siempre el mismo patrón direccional para que al terminar, la pared quede uniforme.

pintores express

Queremos ayudarle

Complete aquí gratis y sin compromiso nuestro formulario para obtener un presupuesto de servicios de pintura de inmuebles en España

QUIERO UN PRESUPUESTO