Con el paso del tiempo las puertas del interior de la vivienda van perdiendo brillantez; es necesario darles una capa de pintura. Esto suele ser más evidente si cabe en puertas de tonos claros.
También puedes pintarlas para darle un nuevo aire a tu hogar, un estilo diferente actuando así como un complemento más de decoración por ejemplo contrastando con el color de las paredes.
Sea cual sea el motivo por el que has decidido cambiar el look de la vivienda al pintar el interior de la casa vamos a darte algunos consejos para facilitarte la tarea.

Cómo pintar puertas de interior

Pasos a seguir a la hora de pintar una puerta:

  1. Retira la puerta de su ubicación y posición habituales: Entendemos que supone una molestia pero va a resultar mucho más fácil pintar una puerta en posición horizontal que en su habitual posición vertical. Asi evitaremos que la pintura se derrame y podrás acceder con mayor facilidad a todos los bordes y ángulos de la puerta. Hazte con unos caballetes para colocarla mientras la pintas.
  2. Limpia y repara la puerta: Antes de pintarla debes hacerla una limpieza a fondo. Primero con una bayeta de microfibra retiras el polvo y con una esponja empapada en agua jabonosa, eliminas la suciedad. Por ultimo dejas secar. Una vez seca, es momento de repararla. Utiliza masilla de madera para los huecos o ralladuras. Ahora debes lijarla con una lija suave para preparar la superficie para la capa de pintura. Por última elimina el polvo nuevamente que haya podido surgir derivado de esta fase y deja secar.
  3. Cubre lo que no vayas a pintar: Protege las bisagras, el picaporte y demás elementos que no vayan a ser pintados. Lo mejor es utilizar cinta específica de pintor ya que no viene cargada de excesivo pegamento.
  4. Elige la pintura: Escoge el color de la pintura cuidadosamente, déjate asesorar por el personal de la tienda donde la compres y prueba primero en una pequeña zona de la puerta a modo de muestra. La dejas secar y revisas cómo queda en relación con la decoración de la casa.  La mejor opción es la pintura semi-brillante por su perdurabilidad y facilidad a la hora de limpiar. Ten en cuenta que si va a pintar una puerta oscura con un color claro será necesaria una capa de pintura base. De igual modo será necesaria una capa de pintura base en puertas totalmente nuevas.
  5. Pinta primero los bordes: Puesto a pintar la mejor técnica es de arriba hacia abajo pero, más importante que esto es que pintes primero los bordes ya que, al estar en contacto con la pared, serán los primeros que deberán secarse.
  6. Deja secar: Es fundamental que dejes la puerta secando en los caballetes durante un mínimo de 24 horas. Y esto variará según la época del año y la humedad en el ambiente. Mejor pecar de precavido y no re-ubicar la puerta e su sitio hasta que esté bien seca.
pintores express

Queremos ayudarle

Complete aquí gratis y sin compromiso nuestro formulario para obtener un presupuesto de servicios de pintura de inmuebles en España

QUIERO UN PRESUPUESTO