La pintura es quizás la manera más económica de redecorar una habitación. Es una solución rápida a la hora de modernizar un espacio, pero a veces un trabajo de pintura deja rayas, goteos y marcas de superposición antiestéticas. ¿Cómo pueden evitarse? En el post de hoy te decimos cómo pintar tu casa sin dejar marcas indeseadas en las paredes.

Cómo pintar sin dejar marca en las paredes

Cómo pintar sin dejar marca

Utiliza pintura de secado lento

La razón principal por la cual se termina con marcas de brocha en la pared es porque se repasa la pintura antes de que la primera capa se haya secado totalmente. Por eso, te recomendamos comprar pintura de secado lento. Ésta suele ser de mayor calidad y dependiendo de la marca puede tardar hasta 24 horas en secarse. Ya que puedes estar acostumbrado a tiempos de secado más cortos, te recordamos que una vez que la pared se haya secado completamente no debes retocarla.

Pinta horizontalmente

Un segundo truco para ayudarte a evitar las marcas de la brocha es pintar en plano horizontal cuando sea posible y así conseguir el mejor acabado al pintar una pared.

Usa un rodillo para las superficies extensas

Para mantener las paredes libres de marcas y goteos, llena el rodillo correctamente, cubriéndolo completa y uniformemente con la pintura. Si estás haciendo uso de una bandeja de pintura, utiliza las crestas de la parte superior de la bandeja para eliminar el exceso de pintura, y de esta forma te asegurarás que el rodillo no gotee cuando lo levantes.

Pinta utilizando el movimiento correcto

Otra clave para evitar las marcas, es pintar en la dirección correcta. Pasar el rodillo en línea recta de arriba hacia abajo parece natural, pero puedes terminar con una pared con marcas de superposición si no eres cuidadoso. En lugar de esto, aplica la pintura en zigzag. Comienza pintando la sección superior, presionando el rodillo contra la pared; pinta como si estuvieras haciendo una M mayúscula.

Limpia el rodillo entre una capa y otra de pintura

Puedes utilizar el mismo rodillo durante todo el trabajo de pintura, pero es recomendable que limpies la herramienta que utilices al acabar de pintar una capa. En lugar de dejar que el rodillo se seque durante la noche, lávalo como si hubieras terminado de utilizarlo. Cuando regreses al día siguiente para aplicar una segunda capa, no lo tendrás lleno de pintura seca.

Compra una brocha de calidad

Sabrás que es buena porque costará más que las otras. Otra forma de reconocer una brocha de calidad es mirando sus cerdas: serán de diversas longitudes y las puntas parecerán como cortadas en diagonal. Esta terminación hace que la pintura se compacte más, permitiendo un deslizamiento más suave. Con el cuidado y la limpieza adecuada, tu brocha durará mucho tiempo.

Recuerda que antes de pintar nuevamente una superficie con marcas de brocha, debes lijar el área suavemente y luego deshacerte de los residuos utilizando un paño húmedo o uno adherente.

pintores express

Queremos ayudarle

Complete aquí gratis y sin compromiso nuestro formulario para obtener un presupuesto de servicios de pintura de inmuebles en España