Tu pequeño/a bebe va creciendo, mostrando cada vez más su personalidad y queriendo exteriorizarla de todas las formas posibles. Si al pintar la habitación del bebé fue difícil escoger un color, ahora es aún más complicado porque también entra la opinión de tu hijo a colación. A partir de los 3 años los niños empiezan a definir sus gustos, dibujos animados favoritos, colores incluso comida. Empezarán a pedirte juguetes e incluso ropa con la que se sientan identificados. Por eso, su habitación no puede ser una excepción y para que empiecen a sentirse más a gusto en el lugar donde duermen, es necesario también que se sientan cómodos y les guste pasar tiempo ahí, eso ayudará a que poco a poco sean más independientes.

Una de las formas de lograrlo (y que está muy de moda) es utilizando una de las paredes de la habitación como un mural: puede ser de dibujitos, de un paisaje, de formas, etc. Eso depende de los gustos y personalidad de tu pequeño, además de qué tan bien se te den las manualidades y la pintura. Pero no te agobies, hoy te contamos cómo pintar un mural en una habitación infantil paso a paso.

Todo el material listo
Asegúrate que conoces todo lo que hay que saber antes de pintar una pared: materiales, tipos de brochas, rodillos, preparación del suelo, etc.

Escoger el dibujo
Este paso es crucial ya que depende de la complejidad del mismo se te va a hacer más o menos complicado pintarlo. Puedes encontrar varias plantillas en Internet que se imprimen y te facilitan mucho el trabajo. Puedes utilizar simplemente formas como en los ejemplos que te mostramos a continuación o como último recurso imprimir un vinil adhesivo con la imagen deseada sobre una pared de un color que contraste.

Cómo pintar un mural en una habitación infantil

Piensa en las dimensiones
Una vez que tengas claro qué dibujo quieres realizar, imprímelo o haz un borrador a escala para que puedas medirlo correctamente en la pared. Así te vas a asegurar de que está bien ubicado dentro del espacio que tienes y que no se va a ver muy apretado o vacío.

Utiliza un lápiz fino
No todo está en la cabeza. Con un lápiz fino delinea el área que vas a pintar, esto te servirá como guía. Cuando estés dibujando aléjate y acércate a la pared ya que cuando lo hacemos muy pegados perdemos un poco el sentido del tamaño y puede quedar descuadrado.

Invita a tu hijo
Dependiendo de la edad que tenga, haz que pinte contigo para que sienta ese pequeño mural algo propio. Guíalo y ayúdalo a realizar un par de trazos con el pincel. Será una actividad emocionante y que reforzará aún más el vínculo entre los dos.

pintores express

Queremos ayudarle

Complete aquí gratis y sin compromiso nuestro formulario para obtener un presupuesto de servicios de pintura de inmuebles en España

QUIERO UN PRESUPUESTO