La pintura de interiores es la actividad de mejoras para el hogar más popular, y es fácil ver por qué. No hay una forma mejor y más económica de refrescar las habitaciones que con una nueva capa de pintura. Además, pintar no es terriblemente difícil y no requiere capacitación especializada, todo lo que se necesita es un poco de paciencia, práctica y algunos consejos útiles.

Estos consejos de pintura pueden ayudar incluso a los aficionados del bricolaje novatos a lograr excelentes resultados. Sigue estas sugerencias y no solo pintarás mejor, sino que también trabajarás más rápido y de forma más ordenada.

Prepara la superficie para pintar ​

Un trabajo de pintura exitoso comienza con la preparación adecuada de la superficie que va a pintar. Eso significa que debe raspar, lijar, parchar y rellenar todos los agujeros, grietas, abolladuras e imperfecciones de la superficie. Esta no es la parte divertida de pintar una habitación, pero es la parte más importante. Ninguna pintura, independientemente de su costo, color, grosor o reclamos del fabricante, ocultará una superficie marcada o rajada.
Como pintar una casa por dentro

Aplica el primer de pintura

​Aplicar primer en las paredes y techos es obligatorio siempre que estés pintando paneles de yeso nuevos o pintando sobre un color oscuro. El primer cumple tres funciones principales: primero, evita que las manchas traspasen a la nueva pintura. En segundo lugar, permite obtener buenos resultados con una sola capa de pintura. En tercer lugar, y lo más importante, mejora la adhesión de la pintura, lo que reduce en gran medida las burbujas y la descamación.

Los pintores profesionales a menudo tiñen la imprimación hacia el color terminado al mezclar una pequeña cantidad de pintura con el primer. Este truco mejora en gran medida la capacidad de la capa superior para ocultar completamente la superficie imprimada.

Cubrir la casa para pintar

Usar láminas de plástico es una forma económica de proteger suelos y muebles de salpicaduras de pintura, pero sería mucho mejor invertir en lonas. La lona es extremadamente duradera y resistente a las rasgaduras. Al colocarse en el suelo representa mucho menos peligro de tropiezos. La lona absorbe las gotas de pintura, a diferencia de las láminas de plástico, que se vuelven resbaladizos cuando son salpicadas por pintura. Los paños de lona se pueden plegar fácilmente alrededor de las esquinas y puertas, algo que es casi imposible de hacer con láminas de plástico. Además, la mayoría de los paños de plástico se deben tirar después de usar. Las telas de lona durarán por mucho tiempo.

Poste de extensión para el rodillo de pintura

Olvídate de la escalera de mano y consigue un poste de extensión para tu rodillo de pintura. Los postes de extensión vienen en varias longitudes, hasta 6 metros de largo, pero uno que se extienda hasta 1 metro es lo suficientemente bueno como para pintar habitaciones con techos de 3 metros de altura. Verifica que el mango de tu rodillo de pintura tenga un orificio roscado en el extremo, luego simplemente gíralo en el poste de extensión.

Dónde guardar la pintura de la casa

Si has terminado de pintar por el día, pero todavía tienes más que hacer mañana, no tienes que pasar por el laborioso proceso de limpiar sus pinceles y mangas de rodillos de pintura. En cambio, simplemente retira el exceso de pintura, luego envuélvelos bien en una envoltura plástica para alimentos. Si es necesario, duplica el plástico para impedir que el aire pase, luego coloca los cepillos envueltos y las fundas de los rodillos en el refrigerador para mantenerlos frescos. Esto puede parecer una locura, pero funciona: evitará que la pintura se seque durante la noche y deje su equipo inutilizable. Al día siguiente, simplemente retira el equipo del almacenamiento en frío 30 minutos antes de pintar, y estará flexible y listo para usar.
pintores express

Queremos ayudarle

Complete aquí gratis y sin compromiso nuestro formulario para obtener un presupuesto de servicios de pintura de inmuebles en España

QUIERO UN PRESUPUESTO