Suena a poca cosa, pero es un verdadero desafío, especialmente si eres principiante al pintar paredes. Sin embargo, si empiezas temprano (con todo lo que necesitas antes de pintar una pared) puede que estés terminando tu pared, en la noche, justo antes de la hora de dormir. No va a ser fácil, pero cuando termines y la habitación esté perfectamente pintada de el color con el que más te defines todo habrá valido la pena.

Cómo pintar una habitación en un día

Pintar una habitación en 24 horas

1. Protege lo que no quieres manchar
Este es un paso básico que muchos suelen omitir. Dependiendo del tipo de pintura que utilices, limpiarla después puede ser difícil así que más vale prevenir que lamentar y cubrir lo que esté en riesgo. Utiliza papel periódico o de plástico para cubrir el suelo, muebles, sofás, interruptores y todo lo que esté expuesto a la pintura. No está demás decir que no vayas a pintar utilizando ropa que no quisieras que se manche, porque esto sí seguro va a pasar. También te recomendamos cubrir los bordes de la pared con cinta adhesiva por si acaso tu pulso te falla.

2. Limpiar antes de pintar
Para que la pintura se adhiera bien y puedas ver colores más vivos es necesario que limpies bien las paredes antes de pintarlas, ya que las partículas de polvo impiden que la pintura fluya. Probablemente necesites una escalera o banco para alcanzar a los puntos más altos.

3. Evita un paso adicional
Normalmente al pintar un color claro sobre uno oscuro hay que utilizar unas pre bases de pintura que tardan 6 horas en secar y que pueden evitar que alcances tu meta de pintar en solo un día. En el mercado existen productos que pueden acelerar este proceso aunque son un poco costosos. Te recomendamos revisar con tu tienda de bricolaje más cercana. En caso de que vayas a pintar con colores claros puedes evadir este paso.

4. Manos a la obra
Ahora sí, ponte a pintar. Te recomendamos pasar al menos dos manos de pintura en la superficie para fijar el color y hacerlo siempre en la misma dirección: de arriba hacia abajo o de un lado a otro para evitar que queden marcas y no se vea uniforme la pared. Si te sientes un o una valiente y quieres explorar tu creatividad puedes intentar distintas técnicas de pintura para tener un acabado diferente.

5. Guarda adecuadamente las herramientas
Recuerda limpiar las brochas y rodillo correctamente para evitar que la pintura se seque y no te permitan volver a usarlos. Si te sobró pintura existen formas de mantener la pintura seca para reutilizarla, especialment si necesitas realizar alguna corrección en el futuro.

6. Espera a que se seque
De ser posible, abre ventanas y deja que corra el aire para ayudar a que la pintura se seque más rápido y evitar los malos olores de la pintura. En el mercado existen pinturas de secado rápido en caso de que necesites tener la habitación lista en menos tiempo.

pintores express

Queremos ayudarle

Complete aquí gratis y sin compromiso nuestro formulario para obtener un presupuesto de servicios de pintura de inmuebles en España

QUIERO UN PRESUPUESTO