Aunque muchos soñamos con una gran habitación dentro de una mansión con patio, jardín y piscina cuando nos despertamos y volvemos a la realidad debemos enfrentarnos a espacios reducidos con poca luz, especialmente si vivimos en una ciudad grande. La tendencia mundial es que cada vez vamos reduciendo más los espacios en los que vivimos, lo que nos obliga a llevar un estilo de vida minimalista y ser ingeniosos con la forma en que aprovechamos el espacio.

Por eso, si como la mayoría de nosotros te ha tocado vivir así, existen varios trucos para decorar un piso pequeño de tal forma que aparente ser más grande de lo que realmente es y no nos sintamos encerrados.

Cómo pintar una habitación pequeña

Cómo decorar una habitación pequeña

Existen varios puntos que debemos considerar si nuestra intención es aprovechar al máximo el espacio y crear la ilusión de que nuestra habitación es más amplia para que podamos relajarnos sin sentirnos agobiados.

Lo primero que debes considerar es el color de tu habitación. Aunque no lo creas, el tono de tus paredes incide mucho en la percepción de los espacios. Sabemos que muchas veces escogemos colores que nos gustan y sentimos que pueden hacer de la habitación un lugar acogedor. Sin embargo, si estamos trabajando sobre un espacio reducido hay otros factores más importantes que lo que tus gustos dictaminan. El color afecta a nuestro estado de ánimo y la forma y el ambiente en el que te levantas define tu humor durante el día.

¿Cómo escoger el color? 
Obviamente tiene que ser un color con el que estés a gusto, pero si tu color favorito es el verde greenery por ejemplo, no significa que sea el adecuado para pintar todas las paredes de tu habitación. Escoge lo que más se ajuste a tu personalidad dentro de los siguientes parámetros:

Escoge colores luminosos
Es decir, colores que reboten luz en vez de absorberla. Los colores luminosos ayudan (valga la redundancia) a que tu habitación parezca más iluminada aún cuando tengas poco acceso a la luz natural. Tonos claros como el blanco, beige o amarillo son ideales. Normalmente recomendamos salir de lo convencional e invitamos a nuestros clientes a animarse y tener casas coloridas como las que vemos en Internet. Sin embargo, al tratarse de una habitación pequeña lo más recomendable es utilizar tonos claros como el blanco para pintar el suelo y las paredes. El contraste  y vida de la habitación se obtiene gracias a elementos decorativos no recargados.

Los colores oscuros cerca del suelo
Si no quieres tener un solo color en tu habitación o muchos de los elementos que tienes son de tonos opacos lo más recomendable es que, al ubicarlos, lo hagas lo más cerca del suelo que puedas. Así evitas congestionar el campo visual y tu habitación no parecerá tan recargada.

Utiliza cajas para almacenar
Si algo contribuye a reducir los espacios es no tener un lugar asignado para cada cosa en tu casa. Te recomendamos hacer una limpieza y eliminar el exceso de trastos en tu habitación para que te quedes solo con lo necesario. Una vez que hayas realizado este procesp, almacena todo lo que quieras conservar en cajones o cajas con diseños que aporten al ambiente de tu habitación y que eviten ver una pila de objetos sobre tu escritorio.

pintores express

Queremos ayudarle

Complete aquí gratis y sin compromiso nuestro formulario para obtener un presupuesto de servicios de pintura de inmuebles en España

QUIERO UN PRESUPUESTO