Cada vez somos más conscientes de la psicología del color y cómo ésta influye en nuestro estado de ánimo y desempeño. Por esta razón, los dueños de oficina están volcando su atención en generar un espacio agradable para el trabajo no solo a través de políticas empresariales sino utilizando la decoración y los colores para generar un buen ambiente laboral.

Una persona que está bien emocionalmente es más propensa a realizar mejor su trabajo, ya que lo hará con muchas ganas y energía. Si quieres sacar lo mejor de tus colaboradores para que den mejores resultados y además tener una oficina muy original te recomendamos algunos colores y consejos para pintar una oficina moderna que te convertirán en el jefe del año.

Como pintar una oficina moderna

Decorar una oficina moderna

¿Cuál es el objetivo que quieres conseguir?

Antes de pintar es necesario conocer el propósito de cada área para encontrar un color que lo impulse. Es decir, una estancia o habitación para pensar y tener ideas creativas no puede tener el mismo color que uno en el que es necesaria la concentración completa. Los colores cálidos y vivos como el amarillo llenan de energía pero pueden ser un poco agobiantes. Otro aspecto a tener en cuenta es el lugar de trabajo o ​si dispones de una oficina pequeña. Por eso, antes de dar la primero mano de pintura infórmate sobre las cualidades que tiene cada color y utilízalas como guía.

Paredes multipropósito

Puedes utilizar la pintura pizarra para que tus paredes sirvan como lienzo para anotar ideas, sugerencias, planes de negocio o tareas pendientes. Así matarías dos pájaros de un tiro mejorando la productividad en la oficina y haciendo que el lugar donde trabajas se vea muy cool. También sirve para incentivar la creatividad de tus empleados. Eso los mantendrá motivados.
Dile no a la monotonía
En el trabajo somos muy de rutinas y organización para que las cosas funcionen. Sin embargo, las paredes no tienen por qué seguir esa misma filosofía empresarial. Olvídate de el color blanco impoluto en todas las paredes (que se estila mucho en las oficinas) y empieza a utilizar el contraste. Está bien si quieres tener un par de paredes blancas pero que las restantes tengan vida propia es lo ideal. No tengas miedo y sal de la rutina con una mano de color diferente, anímate a usar tonos amarillos, naranjas o fucsias.
Evita colores oscuros
Los colores claros favorecen la iluminación natural y evitan que se genere un ambiente fúnebre y somnoliento en la oficina. Mientras más luz reflejen los colores, mucho mejor.
Piensa en el todo
Al decorar y pintar una pared a veces nos olvidamos que el resultado final es parte de un todo: la mezcla y armonía entre todos los elementos de la habitación. Es por esto que hay que considerar el material y color de los elementos decorativos (desde muebles hasta las lámparas) para que no se convierta todo en una amalgama de estilos sin sentido.
pintores express

Queremos ayudarle

Complete aquí gratis y sin compromiso nuestro formulario para obtener un presupuesto de servicios de pintura de inmuebles en España

QUIERO UN PRESUPUESTO