“¡Simplemente píntalo!» Ese es el lema para muchos aficionados al bricolaje cuando no están contentos con la lámpara, el armario, las puertas, el hardware… o lo que sea. Pero si has cambiado de parecer más de unas pocas veces, varias capas de pintura pueden hacer que cualquier superficie parezca encrespada y poco atractiva. Esto es válido especialmente para accesorios y superficies de aluminio. Afortunadamente, si bien no es necesariamente un trabajo divertido, eliminar la pintura del aluminio es completamente factible si tienes tiempo, paciencia y las herramientas adecuadas. A continuación, te damos algunos consejos para quitar la pintura de superficies de aluminio.

Cómo quitar restos de pintura de superficies de aluminio

Consejos para limpiar la pintura de superficies de aluminio

Materiales que necesitarás:

  • Cartón, periódico o paños gruesos
  • Líquido para quitar pintura
  • Envase de vidrio
  • Pinceles desechables
  • Raspador de pintura
  • Brocha de nylon o esponja de fregar
  • Agua
  • Guantes de goma
  • Protección para los ojos
  • Respirador
  • Alcoholes minerales


Paso 1: Prepara la zona donde vas a trabajar

Prepara el área de trabajo cubriendo el suelo con el cartón, el periódico o los paños. Si deseas ahorrar dinero en suministros, los periódicos reciclados o las cajas de cartón desplegadas pueden sustituir la protección de la superficie contra el líquido para quitar pintura químico que utilizarás; solo asegúrate de no dejar espacios entre lo que quieres proteger.

Es muy importante que te protejas, así que ponte tus guantes de goma, gafas de seguridad, camisa de manga larga y pantalones para cubrir completamente tu piel. Luego, evita la inhalación de los humos de los químicos abriendo todas las ventanas y usando un respirador.

Paso 2: Vierte el líquido para quitar la pintura

Vierte una pequeña cantidad del líquido para eliminar la pintura en un envase de vidrio. Con un pincel desechable, aplica el líquido químico de pintura al aluminio y déjalo reposar de acuerdo con las instrucciones del fabricante. Mientras se asienta, deberías comenzar a ver las burbujas de pintura desde la superficie del aluminio.

Paso 3: Raspa la pintura

Toma el raspador de pintura y quita la pintura burbujeada de todas las superficies planas del aluminio. Para las grietas y las áreas más difíciles de alcanzar, cambia a una esponja de fregar o una brocha de nylon y continúa raspando. Vuelve a aplicar el líquido y raspa o cepilla de nuevo según sea necesario hasta que toda la pieza esté libre de pintura.

Paso 4: Elimina los restos

A continuación, humedece un paño con los alcoholes minerales y limpia la superficie. Esto eliminará los restos de copos de pintura levantada y la mayor parte del residuo químico restante.

Paso 5: Ya casi está limpio el aluminio

Enjuaga bien el aluminio con agua para eliminar por completo todos los rastros del químico, luego límpialo con un paño seco y fresco. Y con eso, ¡Tu aluminio limpio está listo para usar! Si estás buscando colocar una pieza de aluminio al aire libre, este es el mejor momento para aplicar un sellador resistente a la intemperie.

pintores express

Queremos ayudarle

Complete aquí gratis y sin compromiso nuestro formulario para obtener un presupuesto de servicios de pintura de inmuebles en España