¿Te sientes de humor para una renovación? Pintar una habitación o una sola pared en tu hogar es un bricolaje simple que promete tener un impacto importante en cualquier espacio. Cuando se trata de asumir un proyecto de renovación del hogar, hacer su debida diligencia es una necesidad. En el post de hoy te diremos algunas de las cosas esenciales que debes considerar antes de entrar en una tienda de pintura.

Consejos para elegir el color de pintura a tu hogar

Consejos para elegir los colores de tus paredes

Comienza desde el principio

Antes de levantar una paleta de pintura, mira alrededor de tu casa y haz un inventario de las características permanentes de tu hogar. ¿Tienes suelos oscuros de madera manchada, vigas o una chimenea de ladrillo? Los tonos de todos estos elementos deben ser considerados antes de seguir adelante con el proyecto. Si quieres cambiar drásticamente tus muebles, considera una laca de alto brillo para añadir dimensión y profundidad inesperada a los muebles.

Diseña tu habitación primero

Está bien ir reuniendo ideas sabiendo que deseas una cocina de cerámica, pero la elección del color de pintura debe ser el último paso en tu proceso de diseño. En primer lugar, debes encontrar inspiración para tu habitación, ya sea en una pintura de la familia o en cierta tela que te guste y quisieras añadir a tu habitación. Selecciona las telas, muebles y acentos principales primero, luego considera cómo colocarlos. Por último, cuando todo se vea armónico, elige un color de pintura que resalte los detalles que quieres.

Utiliza una rueda de colores

Para encontrar colores que complementen tus tejidos, acabados y muebles elegidos, utiliza una paleta de color. La expresión «los opuestos se atraen» es tan verdadera en el color como en las relaciones: las tonalidades opuestas entre sí en la rueda de colores son complementarias. Por lo tanto, el azul complementa naranja, y los rojo-naranja complementan los azules-verde.

Evita las tendencias

Si estás viendo Chartreuse (color verde amarillento) por todas partes últimamente, eso es una buena señal de que es un color que debes tener en cuenta, y decidir si te gusta realmente o no. Si estás emocionado por un color que está en tendencia, úsalo solo para acentuar y selecciona una pintura de pared que sea menos “temporal” y se adapte mejor contigo y tu estilo.

Unifica tus colores

Uno de los errores más grandes que la gente comete al pintar sus hogares es no considerar las habitaciones adyacentes y cómo funcionan las habitaciones en conjunto. Los colores de tu casa -especialmente si están en el mismo piso- deben tener una paleta cohesiva y se deben complementar entre sí. Del mismo modo, deben complementarse las paredes acentuadas, las escaleras pintadas y un techo con cúpulas. Ve las muestras de color que elegiste para cada uno y asegúrate de que combinen.

Comienza con el color más oscuro

¿Vas a elegir múltiples colores de pintura para una habitación? Elige primero el color más audaz. A continuación, selecciona los otros con el primero en mente. Es más difícil encontrar tonalidades complementarias para colores brillantes y audaces.

Establece el estado de ánimo

Antes de empezar a pensar en los colores, debes preguntarte cómo se utiliza el espacio, así como quién utiliza el espacio. Estos son dos factores importantes en la elección del color. ¿Estás pintando un espacio de trabajo que necesita sentirse energizante? Es posible que desees seleccionar un color cálido, que tenga un efecto estimulante, tal vez uno brillante o incluso blanco. ¿Estás diseñando una sala de cine o un dormitorio que debe tener un ambiente tranquilo? Los colores frescos, como el azul o el verde claro, pueden ser lo que buscas. Puedes incluso optar por un color oscuro para crear un efecto de nido.

Ten cuidado con la iluminación

La iluminación es uno de los factores más esenciales a considerar al seleccionar un color de pintura. La luz natural muestra el color más verdadero, así que, si tienes ventanas grandes e iluminadas, tu pintura debe resultar idéntica a la de muestra. Pero ten en cuenta a qué hora del día tiendes a utilizar cada habitación, si sólo estás usando una habitación por la noche, la luz natural de la habitación no tendrá ningún efecto. Las bombillas incandescentes (que ayudan a que los tonos calientes se aprecien bien) y la iluminación fluorescente (que emite un tono azul agudo) juegan un papel importante, así que prueba tus muestras con las luces de tu hogar antes de pintar.

Maximiza o minimiza un espacio

¿Quieres hacer que un espacio largo y estrecho se sienta más grande y más ancho de lo que es? Selecciona un color más claro para las paredes más largas y un tono ligeramente más oscuro para las paredes cortas para maximizar el espacio. Si deseas hacer que un espacio extenso se sienta más acogedor e íntimo, usa tonos cálidos, como marrones, naranjas o rojos, que avanzan hacia ti para hacer que las paredes se sientan más cerca. ¿Quieres hacer que una pequeña habitación parezca más grande? Use tonos frescos, como azules, verdes y púrpuras, que retroceden visualmente, para hacer que las paredes se sientan más distantes.

Entiende la terminología de la pintura

Antes de ir a la tienda, asegúrate de haber estudiado terminología de pintura. El matiz es lo que pensamos de color: rojo, verde, azul. El valor de un matiz es la luz o la oscuridad de una pintura. El término saturación se refiere a lo dominante del matiz. A medida que se mueve de rosa bebé a rojo escarlata, el tono rojo se vuelve más dominante. La intensidad se refiere a lo brillante que es un color. Los colores primarios, amarillo, azul y rojo, son más intensos que los colores secundarios: verde, naranja y violeta. Los colores terciarios, amarillo-naranja, rojo-naranja, rojo-violeta, azul-verde y amarillo-verde, son aún menos intensos que los colores secundarios. Cuando estás hablando con aquellos con quienes compartes tu hogar, así como con quien esté mezclando tu pintura. Usa estos términos, que te ayudarán a encontrar el color que estás imaginando.

Prueba tus elecciones

La regla cardinal de la pintura es probar, probar, probar. Si no pruebas tu muestra de pintura, probablemente terminarás desperdiciando una tarde o un fin de semana pintando. Compra una paleta de muestra de pintura y prueba tus muestras favoritas cerca de todas las fuentes de luz en una habitación. Prueba en un trozo de madera o paneles de yeso, y sostenlos hasta el suelo, los azulejos, y otros accesorios permanentes para ver cómo se van unificando. Probar sólo en una pared blanca no te dará una idea de cómo el color complementa otros elementos de la habitación.

pintores express

Queremos ayudarle

Complete aquí gratis y sin compromiso nuestro formulario para obtener un presupuesto de servicios de pintura de inmuebles en España

QUIERO UN PRESUPUESTO