Es tentador dirigirse a la tienda de pintura y elegir cualquier color que creas que quedará excelente en tu hogar. Solo unos pocos cubos de pintura, pinceles, lonas y cinta, y ya está listo, ¿verdad? Aquí está la realidad: pintar el interior de tu casa es una tarea que requiere una gran cantidad de tiempo y algo de habilidad también. Es uno de los proyectos hogareños más subestimados que podrías emprender. A continuación, buscamos la opinión de pintores experimentados y profesionales en el proceso de pintar una casa, desde la preparación hasta la limpieza y cuándo es el momento de llamar a los expertos.

Consejos para pintores no profesionales que debes saber

Lo que recomiendan los pintores profesionales

Antes de que empieces a pintar una habitación

Debes tener paciencia con el proceso de preparación y limpieza de la superficie antes de aplicar la pintura. Lo que podría tomar a un profesional unas horas, podría llevar a un propietario todo el día. De hecho, tiende a llevar a los propietarios el doble de tiempo pintar que a los profesionales. Esto se debe a que los propietarios carecen de experiencia y, por lo tanto, no conocen las técnicas correctas.

Si bien es posible que desees asumir esta hazaña con la esperanza de ahorrar dinero (en lugar de pagar por un profesional), ten en cuenta el concepto de que el tiempo es dinero. Cuando contratas a un profesional, estás pagando por su tiempo y también por su experiencia en el oficio. En la industria de la pintura, obtienes lo que pagas.

Si todavía estás decidido a pintar las paredes de tu casa, ten en cuenta los siguientes consejos:

1. El tiempo de preparación

Si buscas asesoramiento sobre el proceso de «preparación», encontrarás que la palabra puede significar cosas diferentes para varios pintores profesionales. Sin embargo, algunos aspectos siguen siendo consistentes en toda la industria. Desde mover y cubrir sus muebles hasta enmasillar las grietas en tu techo, este es el proceso de preparar el interior de tu casa para una nueva capa de pintura.

2. Cuánta pintura necesitarás

Te sugerimos medir los metros cuadrados de la habitación que planeas pintar. 4 litros de pintura generalmente cubren 40 metros cuadrados de área. Cuando se trata de elegir un color adecuado para tu habitación, debes probar los colores en una parte de la pared antes de pintar toda la habitación.

No confíes en las impresiones o tomar decisiones basadas en muestras de color en la tienda. Hay muchos factores que afectan tu resultado final. Asegúrate de tener en cuenta la iluminación interior. Probar la pintura es obligatorio. Las muestras nunca reflejan el color real del trabajo de pintura terminado.

3. Orden de pintura

Comienza en el punto más alto de la sala, que es tu techo, y luego continúa con las paredes. Las instrucciones en las latas de pintura generalmente recomiendan esperar de cuatro a seis horas entre capas de pintura. Nosotros te recomendamos acelerar el proceso mediante «secado forzado», lo que significa que se debe usar un ventilador sobre las paredes pintadas para secarlas más rápido. Dependiendo de la cantidad de «aire forzado» que haya en la pared, es posible que puedas pintar una segunda capa después de un par de horas.

4. Cuidado con las molduras o bordes de las ventanas

El borde se puede identificar como molduras de base, molduras de ventanas y molduras de techo que se encuentran típicamente en materiales de madera, plástico o piedra. Si esos elementos están presentes y han sido pintados antes, podría ser necesario refrescarlos.

Debes tomarte el tiempo para ver cada grieta y sellarla. Si hay algún tipo de agujero o muesca, llénalo con un parche y líjalo. Utiliza una técnica de lijado en húmedo para evitar que el polvo caiga por todas partes. Luego de eso aplica dos capas de pintura encima.

5. Aplica una buena técnica para pintar la pared

Es posible que hayas oído hablar de la técnica «W» o «V» para hacer rodar pintura en la pared. Divide el proceso de esta manera: Comienza a pintar dejando cierto espacio luego del borde, rueda el rodillo haciendo una “W”. Luego, llénala horizontalmente sin levantar el rodillo. Repite hasta completar toda la pared. Esta técnica se usa para ocultar las costuras y los puntos donde el contacto del rodillo se perdió o se volvió a colocar.

6. Proceso de limpieza

Hay algunas cosas diferentes a considerar cuando se limpia después de pintar. Primero, no limpies las manchas de pinturas al óleo en un fregadero. Tienes que usar thinner para limpiar tu equipo y tus pinceles. Esto requerirá que limpies tu equipo en un recipiente separado, como una bañera desechable o un cubo de plástico, lleno con cualquier agente de limpieza, como jabón y agua o detergente para la ropa.

El diluyente no puede desecharse en la acera. Averigua cómo maneja tu ciudad la eliminación de diluyentes de pintura y a dónde puedes llevar el cubo de diluyente para que un profesional lo elimine adecuadamente. Lo mismo aplica con la pintura corriente.

Sin embargo, si prefieres conservar los suministros y pintura que te sobraron, te sugerimos lavar las brochas en una mezcla de suavizante y agua. Puedes mezclar dos cucharadas de suavizante de telas y agua tibia y sumergir las brochas durante la noche, esto despegará la pintura seca para eliminarla al día siguiente.

Además, tal vez no desees tirar la pintura sobrante: Siempre reserva pintura en caso de manchas inesperadas en un futuro cercano o lejano. Diferentes lotes pueden tener diferentes resultados en términos de color.

pintores express

Queremos ayudarle

Complete aquí gratis y sin compromiso nuestro formulario para obtener un presupuesto de servicios de pintura de inmuebles en España

QUIERO UN PRESUPUESTO