El blanco es un clásico en la decoración de hogares. Es la apuesta segura que nos garantiza un buen resultado, ni muy original o extravagante, pero bueno y aceptable. Pintar el suelo de blanco junto con las paredes y techo no es una apuesta demasiado arriesgada en lo que a decoración se refiere. Por otro lado, el color negro es un poco temido y tabú a la hora de pintar paredes. Muchas personas piensan que pintar las paredes de negro puede resultar depresivo, oscuro y mal visto. Lo cierto es que existen muchas formas de aplicar ese color y hacer que la casa se vea elegante y moderna, especialmente si pintamos con pintura de pizarra.

El blanco y negro son el ying y el yang de la decoración de interiores pero utilizarlos juntos es una tendencia que está cobrando fuerza.

Pintar la casa de blanco y negro

Decoración monocromática blanco y negro

Si no te animas a utilizar solo uno porque ambos son extremistas (demasiado clásico, demasiado radical) te contamos algunos de los beneficios de estos colores  y de cómo juntos pueden crear un  balance en la decoración de tu casa.

Pintar de color blanco
El blanco es un color base, inspira tranqulidad, ayuda a mejorar la iluminación de la casa y es una buena base para la decoración de los muebles y cuadros ya que combina con todo. El blanco es muy versátil y aunque no lo creas, existen muchas variedades y tonos de blanco que pueden ayudar a matizar el estilo que quieres conseguir.

Pintar de color negro
Por otro lado, el negro es un color que inspira elegancia, es igual de versátil que el color blanco ya que también combina con todo aunque al pintar con tonos oscuros como el negro es ideal que la decoración contraste y se realice con colores vivos y que resalten. Le tememos al negro por las asociaciones negativas que ha tenido a lo largo de la historia, principalmente al asociarse con la muerte, pero en la época moderna está muy bien visto por los diseñadores de interiores.

Pintar la casa aunando el blanco y el negro
Si quieres una decoración sobria y elegante mezclar estos dos tonos de colores puede funcionar muy bien. El blanco contrarresta la oscuridad y opacidad del negro, obteniendo un buen equilibro en casa. Eso sí, la mezcla de estos dos colores sigue siendo una base para la decoración de la habitación, es decir, que con  el resto de elementos que añadas vas a dar el tono o intención que quieres conseguir en el lugar: cálido, un lugar para concentrarse, un lugar artístico, etc. Normalmente funciona bien al pintar oficinas o habitaciones de pareja o salones. En la cocina  y en el baño no lo recomendamos porque estará muy expuesto a las manchas y la suciedad, sin embargo, sabemos que esto va en función de los gustos de cada uno.

pintores express

Queremos ayudarle

Complete aquí gratis y sin compromiso nuestro formulario para obtener un presupuesto de servicios de pintura de inmuebles en España

QUIERO UN PRESUPUESTO