Abrimos nueva serie en el blog dedicada a películas sobre pintores legendarios. Y la comenzamos con uno de los genios inmortales, uno de los más grandes poetas de la pintura: Vincent Van Gogh. En 1956 Vicente Minnelli plasmó en la gran pantalla la vida del pintor neerlandés, referente absoluto del impresionismo.

«La noche estrellada» o «El dormitorio en Arlés» así como decenas de obras que nacieron de la mano del grandioso pintor forman parte para siempre de la historia del arte. Sin embargo, el neerlandés sufrió una vida llena de altibajos emocionales, viviendo gran parte de ella en depresión. Famoso es el episodio de la automutilación de su oreja izquierda, que coincidió con un periodo de amarga disputa personal y artística con otro genio de la época, Paul Gauguin.

Su sensación permanente de fracaso y la convicción de que la soledad le acechaba le sumieron en un estado continuo de depresión que, finalmente, le llevó a terminar con su vida de un disparo con apenas 37 años. Algunos estudios señalan, sin embargo, que su muerte fue accidental.

Sea cual fuere el motivo de esta, el pintor cerró los ojos demasiado pronto. Su obra, sin embargo, no dejará nunca de ver la luz de la gloria.

El loco del pelo rojo, la vida de Van Gogh
pintores express

Queremos ayudarle

Complete aquí gratis y sin compromiso nuestro formulario para obtener un presupuesto de servicios de pintura de inmuebles en España

QUIERO UN PRESUPUESTO