Si has decidido pintar una pared por tu cuenta, seguro que te has dado cuenta de que puede tener complicaciones. Aunque tomes en cuenta todas las precauciones, es posible que tu pared se haya manchado después de las capas de pintura, o incluso que otras áreas de la habitación tengan un par de manchas indeseadas. No temas, existen algunos consejos que puedes usar para resolver este tipo de problemas.

Manchas en la pared después de pintar - Pintores Express

Qué hacer en caso de manchar la pared después de pintar

Si examinas tu pared después de pintarla y encuentras polvo, manchas o suciedad, es posible que pienses que debes aplicarle otra capa de pintura, pero esto no siempre es necesario, puedes utilizar algunos fáciles consejos para deshacerte de cualquier elemento que arruine el aspecto de tu pared. Sigue leyendo para saber de qué estamos hablando.

Pelusa en la pared
Es posible que mientras pintas tu rodillo desprenda un poco de pelusa y se quede adherida en la pintura, si es así, antes de volver a pintar, lava el rodillo con agua tibia y jabón. Exprime la mayoría del agua del rodillo y luego déjalo reposar para que se seque. Luego, pasa un poco de cinta adhesiva para asegurarte de que el rodillo no tenga pelusa.
Con la pintura completamente seca, utiliza una lija cuidadosamente para remover la pelusa de la pared. Una vez que hayas terminado, pasa un paño húmedo sobre la pared para eliminar el polvo.

Pintura arrugada
Después de pintar, es posible que notes que hay manchas donde la pintura se ha arrugado. Las arrugas generalmente se producen cuando la pintura se ha aplicado en temperaturas extremas (calor o frío) o si no hubo suficiente tiempo de secado entre las capas.
Afortunadamente, esta es una solución fácil. Espera a que la pintura se seque completamente y luego lija el área arrugada. Una vez que la pared esté lisa, limpia con un paño húmedo. Dejar secar y aplica cebado, deja que se seque nuevamente y vuelve a aplicar pintura.

Manchas en la pared después de pintar - Pintores Express

Paredes pintadas con pintura de látex
​Lava las paredes pintadas con pintura de látex con agua tibia y un limpiador de uso múltiple no abrasivo. Sumerge una esponja limpia en el agua y escúrrela. Frota suavemente la pared. Presta especial atención a las áreas que se tocan con frecuencia, como alrededor de las perillas de las puertas y los interruptores de luz. Enjuaga con una segunda esponja y agua limpia.

Paredes pintadas con pintura a base de aceite
Lava las paredes pintadas con pintura a base de aceite de la misma manera, sustituyendo la solución de limpiador de uso múltiple por una mezcla de vinagre blanco y agua tibia. Escurre la esponja o paño hasta que esté ligeramente húmedo y pásalo sobre la pared para quitar cualquier tipo de manchas.

pintores express

Queremos ayudarle

Complete aquí gratis y sin compromiso nuestro formulario para obtener un presupuesto de servicios de pintura de inmuebles en España

QUIERO UN PRESUPUESTO