La pintura no siempre es barata y ciertamente no es fácil de manejar. No es que debas olvidarte de tener la casa de tus sueños si el baño tiene una tonalidad de amarillo que no te agrada. Pero sí es necesario tener en cuenta algunos consejos y trucos que hacen que pintar, y más importante aún, la eventual limpieza, sean mucho más fácil. A continuación, te damos unos inteligentes consejos que harán que tu próximo proyecto de pintura sea impecable y libre de salpicaduras.

Pequeños trucos para no manchar al pintar una pared

Consejos para no salpicar los muebles de pintura

  • ¿Pintar directamente de la lata? Estira una banda de goma alrededor de la lata de pintura para tener un lugar ordenado para quitar los excesos de la brocha y de esa manera no obtener un resultado desprolijo.

  • Para mantener las salpicaduras al mínimo, primero arrastra tu brocha a través de una tapa plástica de algún recipiente desechable a la que le hayas abierto algunos agujeros.

 

  • Si no tienes a mano papel plástico para cubrir el suelo, puedes protegerlo con cajas de cartón rotas. Las cajas de cartón más delgadas, como las cajas de cereal, también pueden ser útiles si las usas para en los zócalos y la alfombra cuando estés pintando el borde.

 

  • En lugar de cubrir con cinta adhesiva los accesorios mientras pintas (no las dejes descubiertas, «tener cuidado» puede no ser suficiente) Intenta envolverlos con papel de aluminio. Esta es una gran idea que realmente protegerá todos los artículos de una habitación.

 

  • Y si necesitas proteger un lugar apretado, puedes usar papel plástico para envolver como escudo. Habrá áreas que no podrás cubrir con ese papel, por lo que no es un sustituto de la cinta del pintor, pero se puede usar para obtener una cubierta hermética y así evitar que los artefactos de iluminación o electrodomésticos sean golpeados o salpicados con la brocha.
  • Si tienes manchas de pintura en el suelo, puedes usar toallitas limpiadoras: el alcohol en ellas ablanda la pintura de látex, pero no dañará la mayoría de las superficies. Te sugerimos realizar primero una prueba en algún área pequeña por precaución.
  • Si regresas al día siguiente para terminar de pintar, te sugerimos guardar tu rodillo de pintura aún húmedo en un recipiente de patatas Pringles de tamaño perfecto. Séllalo, colócalo en la nevera durante la noche y, a la mañana siguiente, tu rodillo mojado todavía estará listo para funcionar.
  • La parte más difícil de la limpieza de pintura es quitarla de la piel al final del día. Una capa fresca de loción ayudará a que la pintura sea más fácil de quitar, y puedes cubrirte las uñas con una capa delgada de vaselina para mantenerlas intactas.
pintores express

Queremos ayudarle

Complete aquí gratis y sin compromiso nuestro formulario para obtener un presupuesto de servicios de pintura de inmuebles en España

QUIERO UN PRESUPUESTO