Pintar el techo de casa puede parecer una tarea fácil, una manita de pintura y ya está. Pero si ya lo has intentado te habrás dado cuenta que no es un proceso fácil para nada. Es realmente complicado que el resultado sea bueno y que no se estropee un mueble en el intento.
Lo ideal es que el trabajo fuera realizado por profesionales, por pintores de pisos pero, si has decidido aventurarte y arriesgar  pintando el techo con tus medios te vamos a facilitar la tarea en lo posible.

Pintar el techo de casa en 7 pasos

Vamos a explicarte el proceso de pintar un techo en 7 pasos, siguiéndolos punto por punto estarás más cerca de un buen resultado final.Lo primero, es preparar la habitación a pintar.

  1. Saca todo los muebles y cubre el suelo con un plástico o con una sábana. También deben quedar libres las paredes; fotografías, cuadros, espejos…todo debe salir de la habitación. Debemos intentar que la habitación a pintar quede totalmente diáfana.
  2. Ahora debes prepararte tu para la tarea. Utiliza ropa y calzado viejos pero cómodos. Ten la total seguridad de que se mancharán. No olvides cubrirte la cabeza, si es con gorra mejor ya que puede evitarte una gota de pintura sobre la cara.
  3. Analizar la superficie a pintar. Aunque parezca una obviedad, no todos los techos son iguales en cuanto a irregularidades, suciedad, estado del material etc. En este sentido, hay que comenzar limpiando el techo con un polvero con alargador o una escoba. Posteriormente hay que limpiar la superficie con una bayeta húmeda Es el momento de comprobar si hay grietas o agujeros. de haberlos hay que taparlos con una pasta antes de pintar, dejar secar e incluso lijar la superficie si fuera necesario hasta que quede uniforme.
  4. Si hay manchas en e techo debemos aplicar una imprimación anti-manchas que, además de combatir las machas, servirá para que agarre bien la pintura. Esta imprimación ayuda a que el acabado quede liso y el resultado tras pintar sea visualmente mucho más evidente y destacado.
  5. La tarea de pintar comenzará por las zonas a las que no llega el rodillo. Para ello cubriremos con cinta de pintor todos los bordes y esquinas donde se une el techo con la pared. Para pintar en esas zonas limítrofes,utilizaremos un pincel y un pequeño bote de pintura. Realizaremos esta tarea desde lo alto de una escalera extremando las precauciones.
  6. Ahora llega el momento del rodillo. Utilizaremos esta herramienta para aplicar pintura en la mayor parte de la superficie del techo.Esta fase suele desarrollarse con rapidez. Se debe llegar con el rodillo justo hasta el borde donde llegaste con el pincel pero sin apurar demasiado pues podrían llegar a untar pintura del techo en la pared y mancharla.
  7. Para concluir el proceso, es fundamental dejar secar. No tengas demasiada prisa en re-colocar nuevamente el mobiliario en la habitación recién pintada. Airea la zona y cuando estés segur@ de que está totalmente seco, es el momento de volver a ubicar todo en su sitio.
pintores express

Queremos ayudarle

Complete aquí gratis y sin compromiso nuestro formulario para obtener un presupuesto de servicios de pintura de inmuebles en España

QUIERO UN PRESUPUESTO