El amarillo es uno de esos colores que son un arma de doble filo. Puede hacer que tu casa se vea muy moderna o muy cutre si no lo aplicas y combinas de la forma correcta. Como expertos en pintura, te recomendamos que vayas por el lado seguro y lo utilices para pintar exteriores ya que hará que tengas una fachada moderna o si lo prefieres, decantarte por pintar el patio trasero ya que el color amarillo le dará mucha vida y estilo.

Pintar la casa de amarillo lo que debes saber

Pintar exteriores de amarillo

Si quieres pintar el exterior de tu casa de color amarillo, considera estos factores antes de hacerlo.

Los colores de casas en tu vecindario
Tiene que existir una armonía cromática en el barrio y debemos considerar esto antes de pintar nuestra casa. No todos los lugares se ven como las casitas coloridas de Burano por lo que tenemos que pensar en la tonalidad de amarillo que escojamos para nuestra fachada. Hay que tener en cuenta que dicho tono no destaque demasiado sobre el tono de las casas de tus vecinos. Encuentra el equilibrio entre una tonalidad de amarillo que te guste y que además no escandalice a toda la comunidad.

Revisar el material de la superficie antes de pintar
Al pensar en color también debemos pensar en luz. Si se trata de exteriores, la exposición al sol, el material de la superficie que vamos a pintar, la sombra y el clima van a afectar mucho en cómo se vea el color final. Ten en cuena que incluso puede hacer que se vea una tonalidad completamente diferente a la que escogiste. Si la superficie es muy opaca, utiliza un color amarillo vivo y si está más cercana a los colores pálidos o el blanco trata de utilizar un amarillo suave para que se balanceen correctamente. También deberás considerar el material de la superficie y su ubicación para saber qué tipo de pintura debes comprar de forma que se adhiera sin problema y dure más.

¿Casa amarilla o con detalles amarillos?

Tendrás que decidir si quieres una casa completamente amarilla o una fachada con ciertos detalles que le den un poco de vida. Puedes amar el color amarillo, pero hay que tener cuidado dado que su vivacidad puede verse exagerada.

Usar el color para balancear la temperatura de tu casa

El clima y el color de tu casa están estrechamente relacionados aunque no lo parezca. Los tonos claros ayudarán a que tu casa se mantenga fría en verano ya que estos colores reflejan la luz y consiguen una acumulación menor de calor. Por el contrario, los colores oscuros absorben el calor y harán de tu casa un horno en verano o un lugar cálido en invierno. Depende de cómo sea el tiempo en tu ciudad, considera esto antes de escoger de qué color pintar las paredes.
pintores express

Queremos ayudarle

Complete aquí gratis y sin compromiso nuestro formulario para obtener un presupuesto de servicios de pintura de inmuebles en España

QUIERO UN PRESUPUESTO