Esta semana os traemos unos consejos prácticos para preparar la fachada de vuestra casa. En próximos días os contaremos cómo pintarla. Es un proceso complicado para el que recomendamos que consultéis o contratéis a profesionales, pero aquí os dejamos estos ‘tips’ por si queréis aventuraros y poneros manos a la obra.

Lo primero que debemos hacer es lavar bien la fachada. Lo normal es hacerlo con una máquina de agua a presión, que ablande las manchas para que sea más fácil quitarlas. Si no dispones de una en tu casa, puedes consultar servicios de alquiler. Generalmente las empresas dedicadas al suministro de productos de limpieza cuentan con este servicio.

Si no quieres esta opción, puedes usar una manguera, aunque te costará más quitar posteriormente la suciedad incrustada. Para ello, emplearemos un cepillo de cerdas duras y, una vez pasado, pasaremos un trapo seco. Por supuesto, estamos hablando de fachadas de casas bajas o chalés; los edificios de pisos deben contar con la comunidad de vecinos para realizar todo este proceso.

Una vez hemos limpiado la fachada, debemos esperar a que se seque por completo para continuar con el trabajo. Lo ideal es dejar pasar un par de semanas. Si hay mucho sol, acelerará el proceso de secado, pero puede facilitar la aparición de grietas. Si durante el proceso de secado ha llovido, asegúrate de que la fachada se seca para proseguir.

Las grietas debemos repararla tal y como hemos explicado en este blog anteriormente: con masilla y lija. Aquí te lo explicamos paso a paso: preparar una pared antes de pintar.

Preparar una fachada para pintarla
pintores express

Queremos ayudarle

Complete aquí gratis y sin compromiso nuestro formulario para obtener un presupuesto de servicios de pintura de inmuebles en España

QUIERO UN PRESUPUESTO