¡Hola pintores! En las últimas semanas os hemos hablado de qué colores elegir para cada estancia de la casa y cómo pintar una habitación infantil…Y ahora que sabemos cómo vamos a hacerlo, es importante elegir el tipo de pintura adecuada. 

Las más usadas son la pintura al agua/temple o la pintura plástica. La primera es la más común para interiores. Es porosa e ideal para casas con tendencia a la humedad. Apenas tiene olor y es de secado rápido. Lo malo es que no se puede lavar la pared una vez pintada con algo húmedo porque se deteriorará.

Por su parte, la pintura plástica es tan simple como…la disolvemos en agua…¡y a pintar! Es otro de los tipos más usados para interiores, aunque por su característica impermeable no debemos usarla en baños o cocinas, donde se generan vapores que esta pintura no deja traspasar. Podremos limpiar la pared que esté pintada con pintura plástica sin miedo a que se decolore. La encontraremos en brillo, mate o satinado. 

Es importante que antes de comprar, sepamos para qué superficie vamos a usar la pintura, ya que no es lo mismo pintar sobre yeso, madera o ladrillo. 

La pintura al temple y la plástica son las más usadas en interiores y comparten una importante característica: se disuelven con agua. Existen, por otro lado, otros tipos de pinturas que se disuelven con aceite, mucho más resistentes al paso del tiempo. 

Suscríbete a nuestro boletín con trucos de limpieza y benefíciate de nuestros descuentos 

pintores express

Queremos ayudarle

Complete aquí gratis y sin compromiso nuestro formulario para obtener un presupuesto de servicios de pintura de inmuebles en España

QUIERO UN PRESUPUESTO