Una pintura anti grafiti es aquella diseñada para minimizar cualquier alteración en la apariencia de la superficie protegida. La limpieza de grafiti en edificios cuesta demasiado dinero actualmente, por lo que, existe un tipo de pintura que se aplica en la superficie y previene que otras sustancias se adhieran a ella. Hemos recopilado una lista de los beneficios que tiene utilizar la pintura anti-grafiti en exteriores.

Todo lo que no sabías sobre la pintura anti-grafiti

Todo sobre la pintura anti-grafiti

Principales beneficios:

  • Fácil de limpiar
  • Protección UV
  • Es hidrófugo (es decir, que evita la humedad y las filtraciones de agua)
  • Resistente a los cambios en el clima
  • Asegura la durabilidad de la superficie
  • Protección contra manchas y aceites
  • Es una solución ecológica y segura para aplicar

Tipos de pintura anti-grafiti

Hay dos tipos comunes de pintura anti-grafiti que se usan hoy en día. Los primeros son pinturas a base de agua como el látex y la pintura acrílica, y los segundos son pinturas a base de aceite. La pintura de elección dependerá de la superficie sobre la que se pintará y del resultado final deseado. Todas las pinturas tienen la misma estructura básica:

  • Pigmento: esta es la parte de la pintura que se ve. El pigmento le da a la pintura opacidad y color. Los pigmentos de todas las pinturas contienen una base blanca compuesta de dióxido de titanio (TiO2) u óxido de zinc (ZnO). Los tintes se agregan al pigmento para obtener el color deseado.
  • Aglutinante: es el pegamento que mantiene unida la pintura. Este es generalmente un polímero que al secarse se polimerizará para mantener los pigmentos homogéneos y adheridos al sustrato.
  • Disolvente: esta es la mayor parte de la pintura, se utiliza para mantener la pintura viable cuando está mojada. Después de que la pintura se aplica a una superficie, el solvente se evapora, el pigmento y el aglutinante se unirán para formar un recubrimiento uniforme. El disolvente es un líquido para pinturas a base de agua y un aceite para pinturas a base de aceite.

Tipos de recubrimientos anti-grafiti: sacrificial y permanente

Recubrir una superficie con una pintura anti-grafiti crea una barrera que protege la pared. El recubrimiento anti-grafiti se adhiere a la barrera, no a la superficie, y por lo tanto puede eliminarse más fácilmente. Hay dos categorías diferentes de recubrimiento anti-grafiti:

  • Superficial: este tipo de recubrimiento es una capa de barrera transparente sobre la superficie, que solo se adhiere débilmente a ella. Cuando se vandaliza, toda la barrera puede limpiarse fácilmente con una manguera de alta presión, llevándose el grafiti. Lamentablemente, tendrás que volver a aplicar el revestimiento. Este tipo de recubrimientos anti-grafitis normalmente están hechos de polímeros transparentes.
  • Permanente: este recubrimiento, si se aplican correctamente, proporcionan una solución anti-grafiti más permanente. A diferencia de los recubrimientos anti-grafiti superficiales, estos se adhieren firmemente a la pared y proporcionan una superficie a la que el grafiti no puede adherirse. Si la superficie es pintada con grafiti, una manguera de alta presión o un solvente eliminarán fácilmente el grafiti. El recubrimiento anti-grafiti permanente es más costoso que el otro tipo, pero debe seguir siendo eficaz en unas 50 ó 70 rondas de limpieza. Los recubrimientos permanentes incluyen aquellos basados ​​en poliuretanos y nano recubrimiento.
pintores express

Queremos ayudarle

Complete aquí gratis y sin compromiso nuestro formulario para obtener un presupuesto de servicios de pintura de inmuebles en España