Escoger los colores de la pintura puede ser difícil, pero no necesitas contratar a un decorador. Mantén en mente estas recomendaciones a la hora de elegir los colores de tus habitaciones y convierte tu vivienda en tu pequeño paraíso.

Trucos para elegir el color de las paredes

Consejos profesionales para elegir el color de las paredes

  • Combina la pintura con tus muebles

Aunque parezca natural elegir el color de la superficie más extensa primero, es mucho más fácil elegir un color de pintura que vaya con tus muebles, que elegir la decoración para que se adecue al color de la pared.

  • Ten en cuenta la inspiración

Revisa un montón de revistas de manualidades y señala los colores que te gusten más. Imagina cuál le irá mejor a tu habitación.

  • Interésate por los colores neutros

No estamos diciendo que evites por completo los colores brillantes. Los colores vivos son una buena opción, pero primero tienes que decidir hacia dónde quieres dirigir la atención en una habitación. Si tu respuesta es las paredes, entonces se listo con la pintura; de no ser así apégate a los tonos neutrales para que no acabes con demasiadas cosas compitiendo en tu habitación.

  • Utiliza muestras

Compra muestras de unos pocos colores y pinta un área lo suficientemente grande en algunas paredes para que puedas ver cómo reflejan la luz en diferentes momentos del día.
Casi todas las marcas tienen probadores a precios bastante asequibles. Vale la pena invertir en unos pocos para evaluar cómo le va el color a tu espacio antes de comprar litros de pintura. Además, los restos de pintura son excelentes para hacer retoques.

  • Examina cómo se ve el color junto con tus muebles y tapicería

No sólo prueba los colores en la pared. Inténtalo pintando un pedazo de cartulina y sujétalo junto al sofá, la mesa y otros artículos que estarán en la habitación para comprobar que irán bien juntos.

  • Elige el brillo correcto

Cualquier brillo en una pintura acentuará los defectos de tu pared, así que si lo que buscas es ocultarlos, escoge una pintura con muy poco brillo. Te dejamos una guía para reconocer los niveles de brillo de una pintura:

  • Mate: No tiene brillo en absoluto. Es perfecto para zonas de poco tráfico como los dormitorios y por supuesto los techos.
  • Esmalte acabado mate: Es más bien opaco, pero es ligeramente más fácil de limpiar que la pintura mate. También sirve para zonas de bajo tráfico, pero puede ser una mejor opción si tienes hijos o mascotas.

Esmalte “cáscara de huevo”: Tiene un poco de brillo y es una buena opción para las zonas de tráfico moderado, como los salones o salas de estar.

Esmalte satinado: Tiene un poco más de brillo y funciona bien en áreas más bien húmedas. Es lavable, por lo que es perfecto para cocinas y baños.

Esmalte semi-brillante: Brillante. Es recomendable para armarios o en áreas altamente húmedas.

Esmalte brillante: Muy brillante. Da un acabado casi vidrioso y es perfecto para superficies con las que se está mucho en contacto, como una barandilla o algún mueble.

  • Ten un esquema de color para tu casa

Esto no quiere decir que pintes toda tu casa de un solo color. Puedes escoger un color neutral para la sala de estar y usar telas y accesorios para agregar color. Luego, en el resto de habitaciones puedes tener los colores vivos que escogiste como complemento de la sala de estar y decorar con objetos en tonos neutrales. Por supuesto, el color de las habitaciones de niños escapan de esta regla.

pintores express

Queremos ayudarle

Complete aquí gratis y sin compromiso nuestro formulario para obtener un presupuesto de servicios de pintura de inmuebles en España