Pintar una puerta de chapa paso a paso

1. Prepara la puerta de chapa

  • Analiza la superficie de la chapa. Si la chapa es lisa al tacto, tendrás que texturizarla antes de pintar.
  • Crea una superficie rugosa en la chapa. Usando papel de lija de grano alto o lana de acero, frota la superficie de la chapa. Esto permitirá que la pintura se adhiera al metal. Crea una textura ligera y uniforme en la superficie y evita hacer surcos profundos en el metal. Para eliminar las manchas de óxido rebeldes, utiliza un taladro con un accesorio de cepillo de alambre circular.
Trucos y materiales para pintar una puerta de chapa

2. Limpia la chapa
Una superficie limpia permitirá que la pintura se adhiera mejor a la chapa y creará un acabado más atractivo.

  • Rocía la chapa con vinagre blanco y límpiala con un trapo limpio. La acidez del vinagre desgastará aún más la chapa.
  • Rocía el metal con aire comprimido. Esto eliminará el polvo y la suciedad de la superficie de la chapa.

3. Protege las áreas que no deseas pintar
Si hay áreas de la chapa que no se pintarán, cúbrelos con cinta de pintor o cinta adhesiva.

4. Coloca primer en la superficie
Una imprimación, a veces denominada capa inferior, es una sustancia preparatoria que permite que la pintura se adhiera mejor a las superficies. La imprimación también agrega una capa de revestimiento de protección contra el óxido al metal y evita que la pintura se pele.

  • Las imprimaciones resistentes a la oxidación están disponibles tanto en las opciones de pintura en aerosol como de pincel. Aplica 2 capas delgadas de la imprimación, permitiendo que la primera capa se seque por completo antes de aplicar la segunda capa.

5. Elige una pintura creada específicamente para metal
Elige un látex acrílico semibrillante, un esmalte brillante o una pintura semibrillante a base de aceite. Las pinturas diseñadas para su uso en metal resistirán la oxidación y serán más duraderas que las pinturas de pared tradicionales.

6. Aplica la pintura con una brocha o rodillo

  • Elige un tamaño de rodillo o brocha apropiado para tu proyecto. Si la chapa es grande, selecciona una brocha o rodillo ancho; si la chapa es pequeña, elige una brocha o rodillo más pequeño. Para un mejor control de la pintura, sostén la brocha en la base del mango cerca de las cerdas.
  • Aplica 2 capas de pintura, permitiendo que la primera capa se seque por completo antes de aplicar la segunda capa.

Una vez que hayas terminado con este último proceso, solo debes dejar que la pintura se seque muy bien, y listo, tendrás una nueva puerta de chapa terminada.

pintores express

Queremos ayudarle

Complete aquí gratis y sin compromiso nuestro formulario para obtener un presupuesto de servicios de pintura de inmuebles en España

QUIERO UN PRESUPUESTO